All for Joomla All for Webmasters

Consejos para prevenir la gripe

Los síntomas de la GRIPE son fundamentalmente: fiebre, síntomas respiratorios, tos y malestar general. Está causada por el virus de la influenza y es de fácil contagio y transmisión entre humanos.

Para afrontar la gripe, como cualquier otra enfermedad, es importante contar con una buena salud y un sistema inmunológico fuerte que se consigue con unos hábitos de vida sanos, con una alimentación equilibrada que incluya todos los nutrientes necesarios y la realización de ejercicio físico. Evitar hábitos como el tabaquismo o el sedentarismo nos pondrá en mejores condiciones para mantener un nivel de salud importante.

Unas medidas higiénicas adecuadas contribuyen a evitar la transmisión de determinadas enfermedades. En este sentido, en caso de tos o exceso de mucosa utilizar pañuelos desechables para tapar la boca y la nariz cuando se tosa o se estornude, mantener una correcta higiene de manos y evitar el contacto de las manos con la boca y los ojos. Extremar las medidas higiénicas mencionadas anteriormente en los lugares donde exista aglomeración de personas o en trabajos de cara al público, donde cobra especial importancia el lavado periódico de las manos, que evita multitud de enfermedades que se transmiten por esta vía.

La gripe es una enfermedad causada por un virus y actualmente no hay medicación para acabar con estos microorganismos. Esta gripe, como la gripe de todos los años, se comporta de manera leve con lo que el tratamiento consistirá en medicación para paliar los síntomas (medicación para la fiebre, para la congestión…) y se indica al paciente que permanezca en casa descansando y mitigando los síntomas asociados.

La vacuna es un medicamento preventivo que inmuniza contra determinadas enfermedades. Existen vacunas incluidas en el calendario infantil y otras que sólo se administran a pacientes crónicos o en la edad adulta como ocurre con la gripe. Para cada una de ellas existe un grupo de riesgo concreto que se puede beneficiar de las mismas y que está determinado por expertos nacionales e internacionales, por lo que es importante conocer si se pertenece a alguno de ellos para administrársela.

Es importante realizar un uso adecuado y responsable de los servicios sanitarios para evitar su saturación y facilitar su buen funcionamiento. Hay que hacer uso de las urgencias hospitalarias sólo en los casos en los que la gravedad sea extrema. Para resolver cualquier duda sobre cuestiones sanitarias, los ciudadanos tienen disponible las 24 horas del día, los 365 días del año, el servicio Salud Responde, accesible con una simple llamadas al 902 505 060 o a través del correo electrónico (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.).

Recomendaciones de vacunación antigripal

Las recomendaciones de vacunación antigripal tienen como objetivo reducir la mortalidad y morbilidad asociada a la gripe y el impacto de la enfermedad en la comunidad. Por ello, deberán ir dirigidas fundamentalmente a proteger a las personas que tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones en caso de padecer la gripe, a las que pueden transmitir la enfermedad a otras que tienen un alto riesgo de complicaciones y aquellas que, por su ocupación, proporcionan servicios esenciales en la comunidad.

La pandemia producida en 2009 por la infección por el virus pandémico A(H1N1) ha puesto de manifiesto la mayor probabilidad de presentar complicaciones tras la infección en personas que presentan alguna condición clínica especial y que hasta el momento no habían sido consideradas como grupos de riesgo, por lo que se les ha incluido en las recomendaciones de vacunación de gripe estacional.

¿Quiénes se deben de vacunar frente a la gripe?

  1. Personas mayores o igual a 65 años de edad. Se hará especial énfasis en aquellas personas que conviven en instituciones cerradas.

  2. Personas menores de 65 años que, por presentar una condición clínica especial tienen un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe o porque el padecer la enfermedad pueda provocar una descompensación de su condición médica:

    • Niños/as (mayores de 6 meses) y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares o pulmonares, incluyendo: displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma.

    • Niños/as (mayores de 6 meses) y adultos con enfermedades metabólicas crónicas, incluyendo: diabetes mellitus; obesidad mórbida (índice de masa corporal igual o superior a 40); insuficiencia renal; hemoglobinopatías y anemias; asplenia; enfermedad hepática crónica; enfermedades neuromusculares graves o inmunosupresión, incluida la originada por la infección de VIH o por fármacos o en los receptores de trasplantes; enfermedades que conllevan disfunción cognitiva: síndrome de Down, demencias y otras. En este grupo se hará un especial énfasis en aquellas personas que precisen seguimiento médico periódico o que hayan sido hospitalizadas en el año precedente.

    • Personas que conviven en residencias, instituciones o en centros que prestan asistencia a enfermos crónicos de cualquier edad.

    • Niños/as y adolescentes, de 6 meses a 18 años, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetil salicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye tras la gripe.

    • Mujeres embarazadas.

  3. Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones

    • Trabajadores de los centros sanitarios, tanto de atención primaria como especializada y hospitalaria; pública y privada. Se hará especial énfasis en aquellos profesionales que atienden a pacientes de algunos de los grupos de alto riesgo anteriormente descritos.

    • Personas que por su ocupación trabajan en instituciones geriátricas o en centros de atención a enfermos crónicos, especialmente los que tengan contacto continuo con personas vulnerables.

    • Personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o ancianos.

    • Personas que conviven en el hogar, incluidos niños/as, con otras que pertenecen a algunos de los grupos de alto riesgo, por su condición clínica especial (citados en el punto 2).

* Fuente: juntadeandalucia.es

¿ No sabes que regalar estas navidades ? Nosotros te ayudamos.

Esta navidad desde Farmacia Martínez Chacón queremos ayudarte a preparar los regalos de papá Noel y de Reyes Magos. Tenemos gran surtido de productos que seguro que harán las delicias de tus allegados. Desde productos de cosmética, pasando por packs de productos varios, perfumes, canastillas de bebé......  Todo lo que te puedas imaginar.

Y como siempre, con los mejores precios. Siéntete exclusiv@ con un regalo de Farmacia Martínez Chacón. Seguro que acertarás.

¿Qué hacer cuando no consigues calmar el llanto de tu bebé? ¿Qué técnicas y métodos puedes llevar a cabo para tranquilizar a tu hijo? Muchos padres se sienten desbordados cuando su recién nacido llora desconsoladamente sin conseguir hacer nada para calmarle. En busca de remedios "mágicos", los padres investigan posibles soluciones en mil y un lugares, incluyendo Internet. Ésta es la principal razón por la que más de 14 millones de personas en todo el mundo han visto el vídeo que el pediatra californiano Robert C. Hamilton ha colgado en YouTube. En él, el médico explica cómo calmar el llanto del bebé en pocos segundos siguiendo el método que denomina "The Hold" (que significa "la sujeción").

Hamilton asegura que lleva décadas utilizando este método y que funciona en el 90% de los casos. Sin embargo, los padres que han recurrido a la técnica del pediatra norteamericano para ayudar a sus recién nacidos a tranquilizarse deben saber que aplicarlo sin la supervisión de un pediatra conlleva sus riesgos, según la Asociación Española de Pediatría (AEP).

¿En qué consiste el método del Dr.Hamilton?

Como se puede ver en el vídeo, el método del Dr.Hamilton sigue los siguientes pasos:

  1. Levantar al bebé de tal manera que su mirada quede orientada hacia el suelo.
  2. Cruzar sus brazos, apretándolos contra su pecho.
  3. Con una mano, sujetar los brazos del bebé que, a su vez, podrá apoyar su barbilla encima de la mano.
  4. Con la palma de la otra mano, agarrar las nalgas del pequeño sin ejercer ningún tipo de presión con los dedos.
  5. Por último, colocar al bebé en un ángulo de 45 grados y mecerlo suavemente hacia arriba y hacia abajo.

Según el Dr.Hamilton, mantener al bebé en un ángulo de 45 grados ayuda a mantener el control sobre su cuerpo, evitando que su cabeza caiga hacia atrás. El método sirve para calmar a los bebés de hasta tres meses, puesto que a partir de esa edad es más difícil sujetarlos porque ya pesan demasiado.

¿Y si el bebé no deja de llorar?

Si a pesar de aplicar el método del Dr.Hamilton el bebé sigue llorando desconsoladamente, puede deberse a varios factores. El más habitual de ellos es que el pequeño esté enfermo o tenga malestares, tales como ganas de regurgitar, el pañal sucio o hambre. En este sentido, el pediatra californiano recuerda: "Hay que pensar en todas las razones por las que el bebé puede estar llorando".

¿Qué opinan los pediatras españoles?

Según Ramon Tormo, pediatra especializado en gastroenterología Pediátrica y Nutrición, la posición puede resultar eficaz, ya que los movimientos se asemejan a los que el bebé sentía en el interior de su madre. Sin embargo, según Tormo, la eficacia de la técnica tiene otra explicación: "La posición de 45 grados hacia adelante es antirreflujo y, además, con los suaves movimientos se puede hacer desaparecer el reflujo de material gástrico dentro del estómago y calmar el dolor".

Por otro lado, el pediatra Santiago Mintegi, coordinador del comité de lesiones no intencionadas de la Asociación Española de Pediatría (AEP), advierte que, antes de probar un método para calmar al bebé, los padres deben acudir a la consulta del pediatra, que será el único que podrá comprobar si el método empleado es eficaz y si puede ser peligroso o no para el pequeño. Es importante asegurarse que la forma en que los padres cogen al niño no le puede ocasionar ninguna lesión. Mintegi afirma que aplicar el método de Hamilton de manera incorrecta podría causar en el pequeño daños a nivel cervical.

* Fuente: www.mibebeyyo.com

 

COMPROMETIDOS CONTIGO

PROYECTO FINANCIADO POR:

Este sitio web usa cookies. Al hacer click en aceptar, entendemos que aceptas su uso. Leer más...